Lavado



El proceso de lavado una vez introducida la ropa a la lavadora es automático . Los dosificadores electrónicos son los encargados de poner la dosis adecuada de detergente , desengrasante, jabón neutro, agua oxigenada, neutralizante, suavizantes, etc. evitando así los posibles fallos humanos.

El calentamiento del agua lo hacemos con vapor, favoreciendo la limpieza de las prendas, gracias a las micro-partículas de agua que se crean y que penetran con mayor facilidad por el tejido de algodón.

Terminado el proceso de lavado se descargan las lavadoras en carros, con su identificación correspondiente para evitar posibles pérdidas de ropa .

 

 

Anuncios